Elisa Dominguez Fisan

Soy Elisa,

Fisio de mamás y bebés.

Llevo en esto de la fisioterapia muchos años. Podría contarte que lo mío fue muy vocacional, que toda la vida soñé con ser fisio y bla, bla, bla. Pero no, no fue así. Fue en el último año de instituto cuando empecé a oír hablar de fisioterapia. Hasta entonces no tenía ni idea de lo que era un fisio. Me empezó a llamar la atención y como tenía nota para entrar (porque siempre fui muy empollona) pues ahí acabé, estudiando la carrera.

A medida que iba conociendo el perfecto diseño de nuestro cuerpo, me fui enamorando poco a poco de mi profesión.

Fisan nacía en el año 1998 de la ilusión de una veinteañera con la carrera recién terminada y con muchas ganas de trabajar. Años más tarde tuve la suerte de que mi hermana decidiera seguir mis pasos y unirse a mi proyecto. Sin duda, el mejor de los fichajes.

Vinieron años de formación, (los fisios en general somos muy frikis con esto de los cursos), hasta que llegó el mayor de los aprendizajes: convertirme en madre.

Con la maternidad me pasó un poco como con la carrera. Nunca tuve vocación de madre. Algunas amigas siempre tuvieron muy claro que iban a tener hijos. Yo no tanto…

Pero me llegó el momento. Supongo que el famoso instinto maternal se apoderó de mí.

Me quedé embarazada y me introduje de lleno en un mundo desconocido y que me fascinó totalmente desde el principio: la maternidad. Los que me conocen saben que soy así de intensa, y que cuando me meto en algo, lo hago a full.

Mi primer parto me dejó un prolapso de recuerdo, que me obligó a llegar a la fisioterapia de suelo pélvico antes como paciente que como terapeuta. Afortunadamente, gracias a una compañera especializada, y a base de mucho ejercicio por mi parte, me recuperé.

Decidí entonces que mi misión tenía que ser ayudar a otras mujeres a prevenir y tratar problemas como el que yo había sufrido en mi postparto; y, sobre todo, iba a poner todo mi empeño en que pudieran disfrutar de su embarazo y de su parto.

El descubrimiento del método NACES de acompañamiento emocional en el embarazo ha supuesto un punto de inflexión en mi trayectoria profesional. Me ha permitido comprender la importancia, no solo de la parte física, sino también de la parte emocional en la preparación al nacimiento.

Paralelamente, mi experiencia como madre me ha permitido tomar conciencia del trabajo que aún queda por hacer en torno a la lactancia, mi otra gran pasión. Me acerqué al grupo de apoyo Regazo buscando una tribu de madres y me quedé como asesora. Ahí sigo, y desde el 2011 acompaño a mujeres que han decidido amamantar a sus hijos.

A través de mi trabajo como asesora comencé a adentrarme en la fisioterapia pediátrica. En los últimos años me he especializado en el tratamiento a bebés.

Cuando se cruzó en mi camino la formación de Fisioterapia en Lactancia no me lo podía creer ¡un curso que aunaba mis dos grandes pasiones! Así que no me lo pensé ni un minuto. Actualmente formo parte del directorio de profesionales de Fisioterapia en Lactancia Materna del Grupo Aupale. Mis compañeros y yo estamos haciendo una importante labor de divulgación e investigación para que se reconozca el papel del fisioterapeuta dentro del equipo multidisciplinar que debería atender a una madre que ha optado por la lactancia materna.

Con todo lo estudiado, después de pasar por dos embarazos, dos partos (con sus correspondientes postpartos) y 10 años de lactancia, ahora entiendo mejor las necesidades de las mujeres y sus bebés en cada etapa.

Estoy convencida de que la vida me ha ido conduciendo a este mundo de mamás y bebés dónde siento que tengo mucho que aportar.

Ésta soy yo y aquí me tienes si crees que puedo ayudarte.

Soy Lola, la pequeña de las Domínguez.

Fisioterapeuta. Me incorporé a Fisan en 2006.

Llegue al mundo de la fisioterapia de la mano de mi hermana.

Cuando ella abrió su consulta, yo era aún una niña y aquello me alucinaba. Hasta tal punto que terminé en Madrid estudiando fisioterapia.

Empecé a trabajar al día siguiente de graduarme, cuando todavía no había cumplido los 21 años. Tenía las nociones básicas, una gran maestra con 10 años de experiencia y muchas ganas de aprender.

Era el momento de seguir aprendiendo, así que tocó hacer un curso tras otro. De todos ellos he sacado alguna nueva herramienta para tratar a mis pacientes.

En el primer curso de suelo pélvico femenino me di cuenta de la cantidad de mujeres a las que podía ayudar, y así me metí de lleno en el alucinante mundo de la mujer.

La patología de suelo pélvico, el trabajo  en las diástasis abdominal y, en especial, la fisiosexología me fascinan.

Pero ha sido sin duda mi propia maternidad la que me ha completado como profesional.

Me ha hecho entender de primera mano las verdaderas necesidades de una mujer en el embarazo, parto y postparto.

Nos enfrentamos a toda una transformación, con sus muchísimas cosas buenas y otras no tanto. Y para esa parte desagradable de nuestro cambio físico que acaba afectando a nuestra calidad de vida, aquí me tenéis.

Mi misión personal a día de hoy es hacer que la mujer adquiera conciencia de su propio cuerpo, y que tome las riendas de su recuperación.

Tu bienestar está en tus manos. Así que si has decidido ponerte a ello, estoy dispuesta a ir a tu lado.

Lola Dominguez

Empieza a cuidar tu Suelo Pélvico

descárgate ahora tu guía gratis

Responsable: Clínica Fisan. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Mailchimp suscrita al PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Encontrará más información en mi política de privacidad

Curso online

"Bienvenido bebé"

Preparación al parto en pareja desde la comodidad de tu hogar